¡Gran noticia!Equipo de Arqueólogos de la UNMSM halla momia preinca en buen estado de conservación en Cajamarquilla. El proyecto es desarrollado por el catedrático, doctor Pieter Van Dalen Luna y la arqueóloga Yomira Huamán Santillán, ambos sanmarquinos. El descubrimiento se trataría de un varón que por el patrón de enterramiento demostraría que se trata de un poblador de la sierra del Perú, probando así que la zona fue multiétnica, es decir que habría sido ocupada por pobladores de la costa y de la zona de Chaclla, Huarochiri, en el periodo prehispánico tardío, y siendo la quebrada de Huaycloro un lugar estratégico para el intercambio comercial entre la costa y sierra.

Este hallazgo se realiza en el marco de un proyecto de investigación arqueológica que inició este año, en el cual colaboran estudiantes de las universidades San Marcos, San Cristóbal de Huamanga y San Antonio de Abad del Cusco, quienes aprenden “in situ” los secretos de la arqueología.

  • ajamarquilla limita por el norte con los asentamientos humanos Casa Huerta, La Campiña, Santa Cruz y Paraíso; por el este con el asentamiento humano El Ayllu y la quebrada Huaycoloro; por el sur con la quebrada Huaycoloro y por el oeste con el canal de Huachipa más allá del cual se encuentran los campos de cultivo de la antigua hacienda Nievería.
  • Las pirámides dominantes de Cajamarquilla llevan el nombre de los investigadores: “Grupo Villar Córdova” al oeste, el “Grupo Sestieri” al centro, el “Grupo Tello” al noroeste, y el “Grupo Jorge C. Muelle” hacia el este. Dos grupos más pequeños son “El Grupo Kroeber” y “D’Harcourt”.
  • La presencia de población de la sierra en esta zona es corroborada por el Manuscrito de Huarochiri que dice que, durante la época inca, los huarochiranos al mando de Tutayquiri invadieron zonas como Chaclacayo, Ñaña, llegando a quitarles el territorio de Lati (Ate).
  • El sector conocido como el laberinto es el que está acondicionado para la visita de los turistas y fue restaurado por Arturo Jiménez Borja, en la década de los 80.